La belleza de la mama viene determinada por varios factores. Uno es la forma, otra la altura de la areola, otra es el volumen, y todo ello, con respecto a la altura, peso, anchura de tórax, cadera y hombros, de la portadora de esa mama.

Con la edad, cogemos peso. Estudios dicen que perdemos medio kilo de masa muscular por década y el sobrepeso es la tónica habitual en los mayores de 60 años. Eso se traduce en mujeres que después de la menopausia ganan peso, hacen menos ejercicio, se jubilan, se mueven menos y las mamas pues inevitablemente, también aumentan de tamaño, si es que no eran grandes ya anteriormente. 

La cirugía de reducción mamaria sólo tiene un inconveniente. Las cicatrices. No podemos quitar el exceso de peso, de tejido, y de la piel que lo cubre, sin hacer incisiones y por tanto cicatrices. Y aunque con el láser Urgotouch el resultado es excelente, éstas siempre estarán ahí.

Y ¿cúanto volumen quitar? Bueno, lo importante no es tanto lo que quitas, si no lo que dejas. Es decir, cuánto volumen tienes que dejar para que la paciente sienta la mejoría en el aspecto estético, del peso a soportar en los hombros. Pues, eso lo sabemos hablando con la paciente. Y entendiéndola. Pero una cosa sí he aprendido. Que las pacientes que siempre han tenido mamas grandes, si se las dejas muy pequeñas, no quedan satisfechas.

Hay que dejar el volumen que cumpla con sus expectativas. Que ellas se sientan con un pecho mucho más pequeño. Que el peso que les dejes, no les moleste en el cuello, en la tira del sujetador en los hombros. Que se puedan comprar sujetadores “normales”. Y que por fin se puedan comprar ropa más “común”. 

Hace poco hice una reducción elevación. El resultado es al mes.

VA-ReduccionMamaria-1mes-a VA-ReduccionMamaria-1mes-d

¿Piensas en realizarte una reducción mamaria?

¡Pide tu primera cita gratis!

Seguro que tienes muchas preguntas sobre tu caso y los tratamientos de cirugía y medicina estética.

No tengas miedo de dar el primer paso: la primera consulta es totalmente gratuita y sin compromiso. Estudiaremos tu caso y te explicaremos los posibles tratamientos disponibles.