Skip to content

Elevación de pecho

Las mujeres quieren y buscan una apariencia natural en la cirugía mamaria, y la elevación de pecho o mastopexia no es una excepción.

Este proceso comprende la elevación y reposicionamiento del tejido mamario, redistribuyendolo y eliminando el exceso de piel que da, una apariencia caída al pecho.

En algunos casos, puede realizarse al mismo tiempo un aumento con implantes si fuera necesario. De ésta forma, con el implante, podemos mejorar el volumen en el polo superior ( que normalmente falta por los embarazos o por pérdidas de peso), consiguiendo un resultado muy bonito y duradero , aportando, no sólo volumen, sino también consistencia a la mama.

Las incisiones y cicatrices dependen de la posición del pecho y la cantidad de piel sobrante existente antes de la intervención. Algunas pacientes sólo necesitan una pequeña incisión alrededor de la areola, mientras que otras pueden requerir más incisiones para eliminar el exceso de piel. En algunas pacientes, y en determinados casos, con sólo colocar una prótesis y sin prácticamente cicatrices podemos elevar el pecho.

Durante su consulta, el Dr. Valverde y la Dra. Arpino escucharán sus objetivos atentamente y le recomendarán las mejores opciones en tratamientos para darle a su pecho una forma más alta, más bonita , más juvenil.

Tratamiento

Elevar y dar forma al pecho eliminando el exceso de piel y grasa, y colocar el pecho en una posición más alta. Se puede asociar a un aumento de la mama con prótesis.

Tipo de anestesia

General.

Efectos secundarios

Dolor temporal, hinchazón, sequedad en la piel del pecho, cicatrices.

Duración del resultado

Normalmente permanente, pero sujeto a posible aumento de peso, embarazo, envejecimiento, etc.

Duración de la intervención

1-3 horas.

Hospitalización

24 horas de ingreso

Recuperación

Vuelta al trabajo en una semana o más. Mayor actividad en un mes.

elevacion-con-implantes-caso1-frontal-

Preguntas frecuentes de Elevación de pecho

Es muy frecuente que una mujer tras ser madre y dar lactancia materna, tenga el pecho algo caído y vacío. Una prótesis de mama mejorará notablemente el aspecto tras la cirugía de elevación de mamas.

Lógicamente depende del tipo de trabajo que tenga la paciente. No es lo mismo un trabajo que requiera mucho esfuerzo físico que otro que sea estar delante de un ordenador casi todo el día. Si en su trabajo tiene que esforzarse mucho con los brazos recomendamos al menos diez días de reposo y si es una persona cuyo trabajo e requiere menos esfuerzo con cuatro o cinco días puede ser suficiente.

Usted podrá ir a la playa o a la piscina desde el momento que las heridas estén completamente cerradas, que suele ser hacia las dos semanas.

Se puede realizar ejercicio y coger peso un mes después de la cirugía. Si puede, recomendaríamos no hacer ejercicio de levantamiento de peso en gimnasio, que impliquen movilizar los músculos pectorales en un mes y medio.

Cuando salga del quirófano saldrá con un vendaje compresivo que nos permite reducir la inflamación y hacer que el cuerpo cicatrice bien desde el primer minuto. Éste vendaje se lo retiraremos el cuarto día tras la intervención. A partir de ese momento podrá ducharse con normalidad.

Podrá hacerlo a partir del primer mes de la cirugía.

Podrá tomar el sol desde que le hayamos quitado los steri strips (tiritas que protegen la herida, ya que los puntos van por dentro y no hay que quitarlos, se absorben solos), que suele ser a las dos semanas. Si va a la playa, tiene que tener el bikini puesto y ponerse protección solar 50+ sobre la cicatriz.

A la semana de la intervención podrá depilarse.
Las prótesis de mama, si son de la mejor calidad, duran muchos años. Hemos visto pacientes con prótesis de más de 20 años que están en perfectas condiciones. Pero debe saber que, aunque las que utilizamos son de la mayor calidad que existe en el mercado, éstas se deben cambiar, ya que no duran para toda la vida.
Podrá viajar perfectamente en avión después de la cirugía. Las prótesis no explotan ni nada por el estilo.
No hay ningún inconveniente. Puede tener hijos y darlos de mamar si así desea en la mayoría de los casos. En algunos pacientes se puede producir cierta reducción en la capacidad de amamantar debido a la técnica quirúrgica utilizada.
Realizando una ecografía mamaria suele ser suficiente para saber si están bien. De todas formas, tenemos protocolizado las revisiones y las pruebas necesarias según el tiempo que ha pasado tras la intervención. Le iremos dando instrucciones según vayan pasando los años.
No se puede. Son perfectamente compatibles con el cuerpo.
Recomendamos un sujetador deportivo durante el primer mes. Después y hasta el tercer mes tras la cirugía, recomendamos cualquier sujetador, pero que no lleve aros. Luego , ya a partir de la revisión del tercer mes, el sujetador que desee.
Disponemos del sistema Biodynamic. Es un sistema fabricado por la casa comercial Allergan, que mediante una serie de prótesis externas que colocamos bajo un sujetador y una camiseta especial, nos simula el resultado final. Podemos variar el tamaño, la altura y la proyección de la misma, para que usted sepa cómo quedará el volumen de su pecho y su talla ya desde la primera consulta.
Después de la cirugía estará molesta. No será dolor, pero sí molestias. Tendrá sensación de agujetas, de tirantez y algo de presión. Tomará medicamentos para el dolor, de tal forma, que son más las molestias a la hora de dormir, el vendaje, el antibiótico etc, más que el dolor, lo que le provocará la incomodidad.
En principio las prótesis son capaces de soportar impactos de alta energía. Hemos visto pacientes que han sufrido accidentes de tráfico de alta energía en el que las prótesis estaban en perfecto estado. Es decir, aguantan mucho, pero todo tiene su límite.
Las cicatrices en las mamas a veces son inevitables. Muchas de ellas ni se ven, como las que van por el surco o las que coinciden con la areola. De todas formas, existen múltiples tratamientos que mejoran el resultado final de la cicatriz como parches de silicona, aceite de rosa de mosqueta, cremas, láser, etc etc.
Deberá evitar tomar aspirina o cualquier medicación que provoque anticoagulación. Coméntenos si tiene por costumbre tomar suplementos vitamínicos o plantas medicinales. Algunas provocan que la sangre coagule más lentamente.
En general recomendamos cualquier intervención quirúrgica a partir de los 18 años. En algunos casos, debido a la afectación psicológica de la ausencia total de mama, se puede realizar la intervención a partir de los 16 años, eso sí, con consentimiento de uno de los padres o tutores.