Skip to content
capsuloblast-slide-3

Capsuloblast da respuesta a aquellas pacientes que desean la mejor prevención que existe en el campo de la cirugía plástica, para evitar la contractura capsular y también a aquellas pacientes que busquen un tratamiento no quirúrgico de una contractura capsular ya establecida.

Capsuloblast

Prevención de la contractura capsular

Capsuloblast es un sistema patentado, registrado y regulado, fabricado por Inter-medic que mediante el uso de ultrasonidos ejerce un efecto físico y mecánico sobre la formación de la cápsula que rodea el implante mamario. Capsuloblast es un generador de ultrasonidos que emite en el rango alto de frecuencia.

Está diseñado para la profilaxis de la contractura capsular y cuenta con 8 transductores que se colocan sobre el pecho y que permiten la penetración de las ondas de ultrasonido en las capas más profundas.

Esto provoca un triple efecto mecánico, térmico y bioquímico que contribuye al ablandamiento del tejido, reduce la inflamación y relaja el músculo por la aplicación de calor de manera profunda por los ultrasonidos.

Capsuloblast

Tratamiento sin cirugía de la contractura capsular

Diferentes estudios han demostrado que Capsuloblast es capaz de mejorar sustancialmente y de manera progresiva las molestias ocasionadas por la contractura capsular.

Mediante la emisión de ultrasonidos, éstos llegan al tejido que rodea al implante haciendo que mejore la oxigenación de los mismos y presenta efectos fibrinolíticos, lo cual hace que la cápsula endurecida se ablande.

El resultado es que las pacientes sienten una mejoría importante y pueden no necesitar el tratamiento quirúrgico.

Capsuloblast

Preguntas Frecuentes

Todas las cirugías de mama , que impliquen el uso de implantes mamarios, generan una cápsula alrededor del implante. La cápsula es la “ cicatriz interna” que el cuerpo hace para “aislar” el implante. La cápsula se produce siempre, de manera inevitable. Es bueno que sea así. Y siempre es así.

Lo que observamos al operar a una paciente que ha llevado una prótesis de pecho durante meses o años es siempre lo mismo. El implante se encuentra dentro de una cobertura de características más o menos blanquecinas.

Hay cápsulas muy finas, otras menos. Las hay incluso muy gruesas que son completamente normales.

Luego están las cápsulas patológicas o aquellas cápsulas que hacen el pecho más duro. Esas, cuando el cirujano las incide, normalmente son mucho más gruesas que las normales e incluso pueden estar llena de un componente cálcico, que la hace mucho más fea, dura, como con “ grumos pegados a ella”. Es una cápsula que se ve claramente, que no es normal.

La contractura capsular es aquello que las pacientes describen como : “ Tengo este pecho más duro que el otro”. O también; “ tengo este pecho más alto que el otro y además está más duro”. O también. “ Me ha empezado a doler el pecho cuando me tumbo”.

La contractura capsular se entiende como el endurecimiento del pecho, que realmente , es el endurecimiento de la cápsula que rodea el implante.

Todas las prótesis se encapsulan. Pero no todas se contracturan. La realidad, es que, en el lenguaje de la calle, aunque no sería técnicamente correcto, se consideran exactamente lo mismo.

Cuando una paciente, me dice que le han dicho que tiene un pecho encapsulado, es que se le han dicho que se le ha contracturado.

Correcto. Como con tantas cosas en la vida, hay grados. Hay contracturas capsulares muy leves, y las hay muy graves. Para que los pacientes se hagan una idea. Lo vamos a dividir en tres tipos. La leve, la moderada y la grave.

La leve la suelen describir las pacientes así: “ Doctor, la mama izquierda ( por ejemplo), la estoy empezando a notar algo más dura que la derecha. No es mucho, pero me noto algo más durito éste lado que el otro. No me duele, ni me molesta. ¿ Es normal doctor?”.

La moderada la suelen describir las pacientes así: “ Doctor, me noto el pecho izquierdo ( por ejemplo) más duro que antes. Incluso diría que mientras el derecho está blandito y se mueve bien, el izquierdo está mucho más duro. Además me da la sensación, de que se me está subiendo.

Desde arriba veo que el pecho que está mas duro lo veo mucho más alto que el otro. Dolerme, no me duele, pero no me queda bien con el sujetador o con las blusas”.

Esto es una contractura capsular ya instaurada. El pecho afecto, no sólo está mucho más duro que el otro, sino que además, esa contractura está haciendo que el implante se desplace hacia arriba y haga que la paciente le moleste , ya no sólo por la dureza, sino porque además tiene implicaciones estéticas.

La grave, las pacientes la suelen describir así: “ Doctor, el pecho me lo noto mucho más duro de lo habitual. Está muy alto. Demasiado alto. Y además, lo que más me preocupa, es que ahora además, me duele. Me duele , no sólo cuando me tumbo boca abajo. Sino que además, me duele cuando me dan un abrazo. Me llega a doler incluso cuando estoy viendo la televisión”. Esto ya es una contractura capsular grave.

La gravedad, la diagnosticamos no sólo por las más que evidentes consecuencias estéticas, sino porque además, afecta a la vida normal de la paciente. Siente dolor. Un dolor además, que aunque mejora algo con un ibuprofeno o un nolotil, siempre está ahí. No se va nunca del todo.

La verdad es que no. La contractura capsular es algo que por ahora está siempre ahí. Lo que hemos conseguido los cirujanos es reducirla mediante los medios que tenemos a nuestro alcance.

Por ejemplo. Sabemos que si ponemos un implante a través de la areola, hay más contractura capsular. Sabemos que si ponemos el implante por encima del músculo también. Hay más , también, si el cirujano usa guantes con talco.

También si el cirujano manipula el implante con guantes no recién puestos. Las prótesis lisas también aumentan la contractura. El no lavado con betadine y/o antibiótico del hueco que hemos hecho para el implante , pues también. El hacer deporte muy pronto tras la cirugía también ayuda a tenerla.

Pero aún haciéndolo todo bien y perfecto , la contractura capsular estará ahí al “ acecho”.

Clásicamente la contractura capsular se ha tratado, en primer lugar ,con lo que se denominaba capsulectomia cerrada. Lo que hacíamos, era romper la capsula aplicando fuerza. El cirujano cogía la mama y la apretaba hasta que oía y sentía en sus manos un “crack”. Hoy por hoy está completamente contraindicado. En primer lugar porque tiene un efecto de mejoría inmediata y clara, pero al poquísimo tiempo volvíamos a la misma situación. La capsula volvía a “ curar” y seguía el pecho contracturado. Y en segundo lugar porque se ha relacionado con más rotura del implante.

Se han utilizado fármacos para el tratamiento del asma. Parece raro que con fármacos para el asma se pudiera mejorar la contractura. Y aunque hay cirujanos que dicen que mejora, no hay una clara evidencia de que eso sea así. Además, aunque ya hay alguna generación de fármacos que lo reducía, la realidad es que podían ser dañinos al hígado. Yo en una clínica en la que trabajé cuando acabé la residencia, lo usaban. Y sinceramente no vi ninguna mejoría.

Si la contractura capsular es leve o moderada, lo más normal es dejar a la paciente que evolucione. Es decir, no tocarla. Se le explica a la paciente la situación. Cuál es la evolución. Qué opciones tiene.

Por un lado, si la contractura se estabiliza, no va a más, podríamos no necesitar operar. Si la contractura evoluciona a la grave, la cirugía con cambio de implantes y capsulectomía completa, es el tratamiento más habitual.

En general y con los años, las contracturas capsulares no mejoran por sí solas y la tendencia natural es ir a peor.

Pues sí. Y eso es precisamente lo que ofrecemos. Muchas de esas pacientes, no todas, se pueden beneficiar del tratamiento de la contractura capsular mediante ultrasonidos.

Mediante el uso de Capsuloblast podemos mejorar al menos un grado en muchas de esas pacientes.

Podemos hacer que la cirugía no sea necesaria a corto, medio y largo plazo. Además, el tratamiento se puede repetir las veces que sea necesario.

Capsuloblast se ha visto eficaz para todas las pacientes que tienen implantes mamarios como tratamiento profiláctico. No tienen una contractura capsular, pero quieren hacer lo mejor para poderlo evitar. Los drenajes linfáticos claramente no sirven. Son una pérdida de dinero y de tiempo e incluso pueden favorecer la contractura capsular con determinado tipo de implantes debido a su “texturización”.
Está indicado también para aquellos pacientes con contracturas capsulares de tipo leve o moderado, porque podemos ser capaces de mejorarlo un grado, de tal forma que podemos ser capaces de evitar la cirugía en muchos de ellos.

En los pacientes de grado más alto, aunque hay estudios que dicen que también lo pueden mejorar, hay que ser más justos y realistas. Lo puede mejorar, pero no lo va a curar. Hay pacientes que responden bien y dicen que tienen menos dolor.

Podemos en los casos más graves intentar retrasar la cirugía y mejorar las molestias al menos, de manera temporal.

Capsuloblast

Protocolo de sesiones tanto para profilaxis como para tratamiento del encapsulamiento ya establecido

protocolo-1

Recomendamos a todas las pacientes portadoras de implantes mamarios tras la cirugía la realización de las siguientes sesiones:

1ª sesión. A las dos semanas de la cirugía
2ª sesión. A las tres semanas de la cirugía
3ª sesión. Al mes de la cirugía.
4ª sesión. A los tres meses de la cirugía

En éstas sesiones podemos hacer la revisión de la cirugía aunque haya sido realizada por otro compañero si así fuera necesario

protocolo-2

El protocolo que hemos establecido son tres sesiones semanales durante un mes.
Después de ese primer mes, serían necesarias dos sesiones a la semana durante otro mes.

Total: 20 sesiones. (el número de sesiones puede ser menor o mayor dependiendo del grado de la contractura capsular).

Capsuloblast

Precios

PROTOCOLO DE PREVENCIÓN

Pacientes Operadas en Valverde & Arpino

0

Incluido en el precio de la cirugía

PROTOCOLO DE PREVENCIÓN

Pacientes operadas en otras consultas

400

Precio de las 4 sesiones

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Pacientes Operadas en Valverde & Arpino

0

Incluido en el precio de la cirugía y garantizado durante 5 años a partir de la fecha de la cirugía

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Pacientes operadas en otras consultas

800

Pack de 10 sesiones

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Pacientes operadas en otras consultas

1200

Pack de 20 sesiones

¡Pide tu cita gratuita ya!

Capsuloblast

Estudios que avalan Capsuloblast

Planas et al. Tratamiento de la contractura capsular periprotésica. 2005.
Escudero et al. Reacción tisular a las prótesis mamarias. Contractura capsular periprotésica. An. Sist. Sanit. Navar. 2005;28 (Supl 2):41-53
Escudero FJ. Reacción tisular a diferentes tipos de superficie y localizaciones de implantes mamarios de silicona. Estudio comparativo experimental (tesis doctoral). Pamplona: Universidad de Navarra 1991.
Carter D. Tissue reaction to breast implants. Am J Clin Pathol 1994; 102; 565-566
Pardo FJ. Inflamación. Anatomía Patológica. Barcelona: Mosby 1997:177-225.
Planas Jorge, et al. Five years experience on ultrasonic treatment of breast contractures. Aesthetic Plastic Surgery. March/April 2002.
Planas Jorge et al. External ultrasonic treatment of capsular contract implants. Aesthetic plastic surgery. 21:395-397, 1997.
Planas Jorge, et al. Prophylactic use of external ultrasound for breast implant capsular contracture. Aesthetic Surgery Journal 2002:22:205-207.
Burkhardt, Br. Capsular contracture: hard breast, soft data. Clin. Plast. Surg. 15:521,1988.
Georgiada, Ng. Aesthetic surgery of breast. Philadelphia: WB Saunders. 1990.
Smahel J, Hurwitz N. Soft tissue esponse to textured silicone implants in an animal experiment. Plastic Reconstr. Surg. 1993; 92;474-479.
Lossing C, Hanson HA. Peptide growth factors and myofibroblast in capsules around human breast implants. Plastic Reconstr Surg 1993;91:1277-1286.
Baker JL, Chandler. Ocurrence and activity of myofibroblast in human capsular tissue surrounding mammary implants. Plastic Reconstr Surg 1981;68:905-912
Coleman DJ, Sharpe DT. The role of the contractile fibroblast in the capsules around tissue expanders and implants. BR J Plast Surg 1979:63:700-707
Gayou. A histological comparison of contracted and non contracted capsules around silicones breast implants. Plastic reconstructive Surg. 1979;63:700-707
Baker JL Jr. Genesis and management of the hard augmented breast. Adv Plast Reconstr Surg. 1990; 6; 249-268.
Ersek RA,Burroughs. Interrelationship of capsule thickness and breast hardness confirmed by a new measurement method. Plastic reconst Surg 1991:87:1069-1073
Barnett, SB: ter Haar: GR, Ziskin, MC; Nyborg, WL; Maeda, K; Bang, J. Current status of research on biophysical effects of ultrasound. Ultrasound Med. Biol. 1994;20(3);205-1
Robertson, VJ; Baker, KG. A review of therapeutic ultrasound: effectiveness studies. Phys. Ther. 2001 Jul;81(7);1339-50.
Baker, KG; Robertson, VJ; Duck, FA: A review of therapeutic ultrasound: Biophysical Effects. Phys. Ther. 2001;81:1351-1358.
Dinno, MA; Dyson, M; Young, SR; Mortimer, AJ; Hart, J; Crum, LA. The significance of membrane changes in the safe and effective use of therapeutic and diagnostic ultrasound. Phys. Med. Biol. 1989 Nov; 34 (11); 1543-52.
Doan, N; Reher, P; Meghji, S; Harris, M. In Vitro Effects of Therapeutic Ultrasound on Cell Proliferation, Protein Synthesis, and Cytokine Production by Human Fibroblasts, Osteoblasts and Monocytes. J. Oral Maxillofac. Surg. 57;409-419, 1999.
Johns, LD. Nonthermal Effects of Therapeutic Ultrasound: The Frequency Resonance Hypothesis. Journal of Athletic Training. 2002;37(3):293-299.
Mendes, FH; Viterbo, F; DeLuca, L. The Influence of External Ultrasound on the Histologic Architecture of the Organic Capsule Around Smooth Silicone Implants: Experimental Study in Rats. Aesthetic Plastic. Surgery (2008) 32:442-450.
Del Yerro, JL. The Influence of External Ultrasound on the Histologic Architecture or Organic Capsule Around Smooth Silicone Implants: Experimental Study in Rats. Aesthetic Plastic Surgery (2008) 32:451-452
Harpaz, D; Chen, X; Francis, CW; Marder, VJ; Meltzer, RS. Ultrasound Enhancesment of Thrombolysis and Reperfusion In Vitro. JACC. Vol. 21. Nº 6May 1993; 1507-11.
Matheus, JPC; Oliveira, FB; Gomide, LB; Milani, JGPO; Volpon, JB; Shimano, AC. Effects of therapeutic ultrasound on the mechanical properties of skeletal muscles after contusion. Rev. Bras. Fisioter. 2008; 12(3);241-7.
Akinbo, S; Alyegbusi, A; Duru, F; Noronha, C; Okanlawon, A. The Efficacy Of Intrasound Therapy On the Acute Tendon Injury. The Internet Journal of Orthopedic Surgery. 2009 Volume 13 Number 2.
Hüseyin, D; Solmaz, Y; Mehmet, K; Kadri, Y. Comparison of the effects of laser and ultrasound treatments on experimental wound healing in rats. Journal of Rehabilitation Research & Development. Volume 41 Number 5, September/October 2004. Pages 721-728.
Feril, LB; Kondo, T. Biological Effects of Low Intensity Ultrasound; The Mechanism Involved and its Implications on Therapy and Biosafety of Ultrasound. J. Radiat. Res. Vol. 45, Nº 4 (2004); hhtp://jrr.jsatege.jst.go.jp.
Young, SR; Dyson, M. Macrophage responsiveness to therapeutic ultrasound. Ultrasound Med. Biol. 1990;16(8):809-16.
Freitas, TP; Gomes, M; Fraga, DB; Freitas, LS; Rezin, GT; Santos, PM; Silveira, PC; Paula, MM; Pinho, RA; Streck, EL. Effect of Therapeutic Pulsed Ultrasound on Lipoperoxidation and Fibrogenesis in an Animal Model of Wound Healing. US J. Surg. Res. 2009 May 13.

¿Alguna duda? Llámanos al

+34 965 261 191

x