Belkyra o Liposucción, esta es la cuestión que nos planteamos todos los cirujanos plásticos que nos dedicamos a este mundo.

Belkyra es la versión no quirúrgica de la Liposucción.

La misión de la Liposucción de cuello es retirar la grasa de la papada de los pacientes, mediante la extracción literal de la misma, a través de pequeñas incisiones detrás de los lóbulos de las orejas y debajo de la barbilla. Una vez infiltrada la anestesia local y la vasoconstricción usamos una cánula de 2mm o de 2,5mm para extraerla.

El efecto de Belkyra es el mismo, pero los medios utilizados son distintos. Belkyra lo que hace es licuarla. No la extrae, la “funde”. Y la funde, poco a poco. De tal forma que, en vez de hacerlo de una sola vez como la Liposucción, requiere al menos dos sesiones separadas por un mes. Pero no requiere ingreso hospitalario, no requiere sedación, no requiere consulta con el servicio de preanestesia, no requiere preoperatorio, no requiere ingreso ambulante y no requiere una faja compresiva durante dos semanas.

Y pensaréis; está claro. Gana Belkyra. Pero no es del todo así. Qué os parece si sois una persona que trabajáis en casa, o que queréis de un sólo tratamiento trataros la papada y no os importa la faja. Y si os dijera que en algunos casos el coste de Belkyra podría ser hasta un 50% más caro que la Liposucción. Y si no estáis dispuestos a tener el cuello inflamado durante dos semanas a lo largo de dos meses.

Mi opinión, es que cada tratamiento tendrá a su paciente. Pero la tendencia actual es a hacer tratamientos más rápidos, menos dolorosos y con una incorporación laboral inmediata, aunque esto, sea algo más caro.

Pide tu cita